El director de la Unidad Ejecutora de La Nueva Barquita aseguró que las personas que fueron desalojadas a la fuerza la tarde de ayer de la vieja Barquita habían entrado a esas viviendas recientemente durante el paso del huracán Matthew.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  Al menos unas 10 familias permanecen refugiadas en la capilla San José de la Vieja Barquita  luego de que fueran desalojadas a la fuerza bajo el alegato de que eran invasores.

Aunque aseguran que estaban acostumbrados a salir de sus viviendas cuando las aguas del río las anegaban, para estas familias el drama ahora es peor.

Apostados en la entrada de la capilla y con sus ajuares apiñados, el grupo se mantiene a la espera de una respuesta de las autoridades.

Sin embargo, de acuerdo al director del proyecto de readecuación de la barquita, no hay mucho que se pueda hacer para reubicarlos.

En medio del drama, este jueves continuaron los traslados de las familias que restan por ser reubicadas.

Mientras el ministerio de Medio Ambiente dio inicio a los trabajos de reforestación en la zona que será integrada al parque natural El Cachón dela Rubia.

Pese a las condiciones en que se encuentra, las familias afectadas aseguraron que no abandonarán la capilla hasta que sean reubicados en los apartamentos de La Nueva Barquita.