Ya en la parroquia San José hay unas 10 familias que fueron desalojadas por las inundaciones provocadas por el huracán Matthew.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Unas 15 familias aseguran que quedaron a la intemperie luego de que la autoridades continuaran este viernes el proceso de desalojo y demolición de viviendas en la Vieja Barquita.

Ya en la parroquia San José hay unas 10 familias que fueron desalojadas por las inundaciones provocadas por el huracán Matthew.

Se recuerda, que según las autoridades estas personas no fueron censadas para optar por un apartamento en la Nueva Barquita y que ocuparon esas casas luego que se trasladaran a sus antiguos residentes.