Entre las víctimas figuran dos agentes policiales que se apartaron de los lineamientos institucionales, dicen las autoridades.

SANTO DOMINGO.- Los seis hombres que murieron en un alegado intercambio de disparos con miembros de la Policía Nacional en el sector Las Mercedes de Los Alcarrizos, eran perseguidos por las autoridades por pertenecer a una banda denominada “Los Papo Trenza”, según afirmó esa institución.

 

Los fallecidos, quienes cayeron abatidos en horas de la noche de este pasado martes, son señalados como los responsables de ultimar a tiros al segundo teniente policial Juan José Abreu el pasado 4 de septiembre de este año y ocasionar heridas de bala a otras dos personas en el sector Pueblo Nuevo de ese mismo municipio.

 

De acuerdo con las autoridades, el cabecilla del referido grupo era uno de los muertos identificado como Rosa Ferreras alias Jeffrey Trenzas y quien era buscado por medio de la orden de arresto 2022-TAUT-00960.

 

Asimismo, las autoridades también le atribuyen haberle quitado la vida a tiros a un joven que respondía al nombre de Cristofer de la Rosa Capella alias Cala o Calambre, en el barrio 24 de abril, de Los Alcarrizos

 

“Además, cometieron actos de tortura y barbarie en contra de Yhonfer Beriguete Romero, de quien publicaron un video por las redes sociales y medios digitales mientras lo tenían amordazado y le ocasionaban quemaduras en distintas partes del cuerpo con un envase plástico encendido en llamas; al igual que a otra joven, a quien del mismo modo le ocasionaron múltiples quemaduras”, dice un documento de prensa de la Policía.

 

Entre fallecidos hay dos policía “que se apartaron de los lineamientos institucionales”

 

Dice la Policía Nacional que entre las víctimas figuran dos agentes policiales que “se apartaron de los lineamientos institucionales”.

 

Los fallecidos son Eric Ramón Pérez Germán (a) El Mello y/o La Braza, de 28 años; Jeffrey Bienvenido Rosa Ferreras (a) Jeffrey Trenzas, de unos 36 a 40;  Adrián Antonio Rodríguez Torres, de 30 años; Steven Betances Lachapel, de 26, y el apodado Milesy La Pólvora, de 30 a 35.

 

“Rodríguez Torres y Betances Lachapel eran cabo y alistado de la institución, respectivamente, y se encontraban en proceso de investigación. Ambos se apartaron de los lineamientos institucionales al vincularse con personas relacionadas con hechos delictivos y criminales” detalló la institución.

 

La sexta víctima mortal y a quien se le ocupó una pistola era Raudy Eliezer Soriano.

El enfrentamiento

De acuerdo con el informe preliminar, una patrulla de la Sub-Dirección de Investigación (DICRIM), de Santo Domingo Oeste, cuando se encontraban de servicio en la calle 14 del sector Las Mercedes, en Los Alcarrizos, por donde transitaban los ahora occisos, a bordo del carro marca Hyundai Sonata negro, placa No. A910974, quienes, al notar la presencia policial, le emprendieron a tiros con armas de fuego que portaban.

 

Tras la agresión, los agentes de la DICRIM se vieron en la necesidad de repeler la agresión, logrando ocasionar a sus agresores las heridas que posteriormente les provocaron la muerte. Todos fallecieron mientras recibían atenciones médicas en el Hospital Dr. Vinicio Calventi.

 

A Pérez Germán (a) El Mello se le ocupó una pistola marca Pietro Beretta, calibre 9mm., serial ilegible, con tres cápsulas, la cual portaba de manera ilegal. Mientras que a Milesy La Pólvora se le ocupó un revólver marca y numeraciones ilegibles, calibre 38, con dos cápsulas, sin documentos, así como el carro antes mencionado. De igual manera, a Rodríguez Torres y a Betances Lachapel se les ocuparon a cada uno una pistola calibre 9mm.

 

Los técnicos de la Policía Científica inspeccionaron el vehículo y en los asientos consiguieron recolectar dos celulares, mientras que en el baúl fueron ocupados un chaleco antibalas, un par de esposas, cinco pasamontañas y 18 tairrás.

 

Segundo incidente

En un segundo incidente, registrado en el Hospital Vinicio Calventi, falleció a manos de un miembro del Ejército de la República Dominicana (ERD), Raudy Eliezer Soriano, de 30 a 35 años que, armado con una pistola que previamente despojó a un agente policial, intentó atacar a tiros personal de la DICRIM.