LA ROMANA.- El Ministerio Público y el Ayuntamiento Municipal, en conjunto con un fuerte contingente policial, quitaron esta mañana cuatro policías acostados, porque según la fiscaliza estos servían de reductores de velocidad cuando las unidades de la Policía, Fiscalía y la DNCD tenían que realizar cualquier tipo de operativos o allanamientos.

Mientras moradores, inconformes con las medidas, dicen que los policías acostados fueron puestos por los moradores ya que en años atrás varias personas perdieron la vida en ese entorno ocasionados por motoristas quienes transitaban a alta velocidad.