“Muchos de los casos son de alto riesgo porque llegan sin chequeo previo y por eso se producen decesos”, dijo el funcionario.

SANTO DOMINGO.- El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, dijo este viernes que los partos de dominicanas desde el 2018 hasta la fecha han descendido, por el aumento de parturientas haitianas en los hospitales públicos.

Indicó que la disminución de los partos de dominicanas en los hospitales se ha debido a que la capacidad y las herramientas se han visto reducidas, por lo que, muchas mujeres se desplazan a centro privados.

“Muchos de los casos son de alto riesgo porque llegan sin chequeo previo y por eso se producen decesos”, dijo el funcionario.

“La mortalidad materno infantil de RD ha ido en aumento debido a las muertes de haitianas que se registran en el país, porque llegan al país sin ningún tipo de chequeo médico”, acotó.

El ministro señaló que actualmente la capacidad instalada está saturada y eso perjudica mayormente a las dominicanas.

Sin embrago, el ministerio Daniel Rivera explicó que en ningún se ha dejado de atender a las embarazadas del vecino país.

El funcionario presentó un cuadro estadístico desde 2018 a la fecha donde muestra como cada año los partos de haitianas aumentan en los hospitales mientras los de dominicanas disminuyen.

De acuerdo a las estadísticas para 2018 solo el 12.5% de nacimientos en hospitales era de hatianas, mientras que la protección para finales de 2021 se acerca al 40%.

Rivera manifestó que a estas se les sigue atendiendo y dando un trato humano y felicitó a los médicos y pediatras porque siempre han mantenido una actitud positiva con el tratamiento a las pacientes extranjeras.

Estas declaraciones las ofreció el ministro de Salud, junto al ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez durante una rueda de prensa en el Salón Verde del Palacio Nacional.

Precisó que las autoridades de Salud realizan grandes esfuerzos y trabajan horas extras para poder brindar un buen servicio.

Rivera dijo que las parturientas haitianas están llevando a límites que perjudican el manejo de todas las zonas obstétricas del país.

“Anteriormente era un 6 y 7 por ciento de parturientas que venían al país y nunca afectó el sistema, ahora ha llegado a un 40 por ciento y en algunas zonas ronda cerca de 60 por ciento al entrar noviembre. El problema ahora es la saturación de la capacidad instalada”, expresó el galeno.