Cesadas las lluvias en esta provincia, sus residentes se preparan para retornar a la normalidad. Afortunadamente los daños fueron menores a lo previsto, mientras las autoridades realizan los levantamientos para contabilizar los daños.

PUERTO PLATA.- Cesadas las lluvias en esta provincia, sus residentes se preparan para retornar a la normalidad. Afortunadamente los daños fueron menores a lo previsto, mientras las autoridades realizan los levantamientos para contabilizar los daños.

Mientras, producto de la crecida de los ríos Yasica y Beragua 297 personas tuvieron que ser desplazadas, sin embargo ya retornaron a sus hogares.

La policlínica de este distrito municipal registró grandes inundaciones, a esta hora realizan las labores de limpieza.

Entre tanto, en la ciudad de Puerto Plata el muelle viejo, que opera desde 1918 colapsó debido a los fuertes vientos y manejadas.

En este puerto las embarcaciones dominicanas realizan las labores de pesca, el almacén también sufrió daños quedando lleno de piedras y arena.

Ramón Batista, gerente general del Puerto informó que ya se dispuso mediante una Comisión el inicio de los trabajos de readecuación.

Por otro lado, en la calle 15 del sector Playa Oeste unas tres viviendas fueron destruidas por las aguas del mar que además inundó toda la zona.

Ya a nivel Provincial las más de 3000 personas que se mantenían albergadas retornaron a sus viviendas, muchos intentando volver a la normalidad luego de que sus viviendas resultaran afectadas