Las autoridades dominicanas aseguran que mantienen la vigilancia en la frontera, tras las violentas protestas escenificadas en Haití, que dejaron un saldo de al menos dos personas muertas y 22 heridas.

SANTO DOMINGO.- Las autoridades dominicanas aseguran que mantienen la vigilancia en la frontera, tras las violentas protestas escenificadas en Haití, que dejaron un saldo de al menos dos personas muertas y 22 heridas este miércoles.

Entre otras cosas, los manifestantes exigen que se esclarezca el manejo que se dio a los fondos de PetroBras, que se someta a la justicia a los funcionarios que hayan incurrido en malversación y que, en caso de no estar en capacidad de enfrentar la situación, el presidente Jovenel Moise sea destituido del cargo.

Mientras, haitianos residentes en el país se mostraron preocupados por la situación.