El temor a las nuevas variantes del coronavirus reactivó la afluencia de personas en los centros de inoculación de la ciudad, donde este lunes se registraron largas filas

SANTO DOMINGO.- Mientras las autoridades tratan de acelerar el proceso de aplicación de la primera y segunda dosis de la vacuna anticovid, que se tornado lento,   pese a la presencia en el país de los sueros suficientes, la idea de una tercera inyección cobra fuerza y en los centros de inoculación es cada día más frecuente la presencia de quienes desean la dosis de refuerzo.

El temor a las nuevas variantes del coronavirus reactivó la afluencia de personas en los centros de inoculación de la ciudad, donde este lunes se registraron largas filas.

El incremento de la demanda corresponde, en su mayoría,  a adultos mayores, quienes recibieron la inocularon en la primera fase del proceso con la vacuna china Sinovac, y acudieron en busca del tercer refuerzo que comenzó a aplicarse de forma inédita desde el pasado 1 de julio.

 

Las personas están acudiendo a ser vacunados. De 100 personas que llegan, 80 son de tercera dosis. O sea, está muy activo el tema de la tercera dosis, la gente está acudiendo a aplicarse su biológico.

En tanto, que un alto porcentaje de los que acudían en busca de la segunda dosis eran  adolescentes y otros vacunados con Pfizer, para completar el esquema iniciado tras la llegada de los primeros lotes de la farmacéutica el pasado 11 de junio.

 

De las poco más de 8 millones de dosis aplicadas  hasta este domingo,  alrededor de  3 millones de personas habían completado el proceso de inoculación, mientras que poco más de 5 millones aún están a la espera de la segunda dosis, según datos oficiales.

 

Hasta el momento, alrededor de 3 mil personas se han aplicado la tercera dosis, de acuerdo a las autoridades.