Las aguas que anegaban varias áreas del penal de La Victoria han comenzado a descender. Mientras, en los barrios aledaños al recinto decenas de viviendas permanecen inundadas.

Por: Rocio Quiroz.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Decenas de viviendas permanecen anegadas por la crecida del río La Yuca en los barrios aledaños al penal  de La Victoria, en el recinto carcelario las aguas han comenzado a descender de manera gradual.

Tras la crecida del río Dajao que inundó varias áreas del penal de la victoria, el panorama en el recinto carcelario comenzó a mejorar y este viernes se pudo observar a reclusos realizar labores de limpieza.

Sin embargo, para los familiares de los privados de libertad la preocupación no ha terminado.

Mientras en los barrios cercanos al penal la situación sigue siendo la misma y decenas de familias continúan sin poder retornar a sus hogares debido a las inundaciones.

En el sector de Villa Esperanza Segunda, próximo a la carretera de La Victoria, los vecinos se dan apoyo mutuamente para sobrellevar la carga.

Pese al drama que se vive en ese sector, sus moradores aseguran que todavía no han recibido ayuda de ninguna autoridad.