Armando García, director general de OPTIC.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El grupo Banco Mundial junto a la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones y la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación presentaron en el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, el estudio titulado “Preparación para la Apertura de Datos” en la República Dominicana.

El Open Data Readiness Assessment (ODRA) o “Estudio de Preparación para la Apertura de Datos” es un documento que describe los retos, desafíos, avances y herramientas disponibles para la implementación de una plataforma de datos abiertos en la República Dominicana y resalta los aportes de la OPTIC a este estudio.  El 22% de la información utilizada fue suministrada y/o recopilada por la OPTIC.

El documento concluye que el país está habilitado para la implementación de facilidades de open data. Según el análisis del Banco Mundial los puntos fuertes de la República Dominicana con relación a los datos abiertos son liderazgo, legislación y organización; en el caso las áreas de tecnología, ecosistema, demanda y datos tienen puntos que mejorar.

El acto fue encabezado por McDonald P. Benjamin, Nagore de los Ríos, Alberto Ortíz de Zárate del Banco Mundial, mientras que el Gobierno Dominicano estuvo representando por Marino Vinicio Castillo, director general de la DIGEIG, Armando García, director general de OPTIC, Alejandro Jiménez, director ejecutivo del INDOTEL y Juan Monegro del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, MEPyD.

En el listado de posicionamiento de implementación de servicios electrónicos ciudadanos por instituciones del gobierno, la OPTIC obtuvo el primer lugar seguido del Banco Central de entre una considerable muestra de entidades del Gobierno Dominicano.

Las normativas transversales de tecnologías de la información y comunicación publicadas por la OPTIC bajo el nombre de “NORTIC” y que regulan aspectos de publicación de datos abiertos, fueron consideras como “muy valiosas” por los expertos del Banco Mundial.

Los mismos  explican que los esfuerzos del Gobierno Dominicano “significan algo más que el lanzamiento de un portal de datos abiertos o el establecimiento de un nuevo servicio. Una iniciativa de datos abiertos implica abordar las dos caras de la moneda: la publicación de datos públicos en formatos abiertos y la reutilización de esos datos por otros agentes. Incluye aspectos como el desarrollo de competencias, la financiación de la agenda de datos abiertos del gobierno y la promoción de la innovación específica vinculada a datos abiertos”.