Ya para el 2018, aseguraba que satisfacía el 15 por ciento de las necesidades energéticas de Irak y el 16% de las de Zambia.

SANTO DOMINGO.- Pese a que aún no cuenta con todos los permisos de Medio Ambiente y enfrenta la oposición de grupos ecologistas y organizaciones comunitarias, ya se encuentra en el país la barcaza generadora de energía eléctrica de la empresa turca Karadeniz Powership a fin de ser instalada en la costa del Puerto Viejo, en Azua.

La embarcación atracó frente al malecón de Santo Domingo, donde ha sido blanco de las miradas de curiosos.

Aunque el Ministerio de Medio Ambiente había detallado el mes pasado que el proyecto ya cuenta con el permiso de uso de suelo, aún está pendiente la licencia de impacto ambiental.

La barcaza, con una capacidad de generación de 178 megavatios, forma parte de los planes del gobierno para aliviar la crisis energética.

Karadeniz Powership, esa una empresa subsidiaria del consorcio turco Karadeniz Holding, que en su página en internet asegura ser propietaria de la única flota de centrales eléctricas flotantes del mundo y es pionera en soluciones energéticas a corto, mediano y largo plazo.

Asegura que durante los últimos 12 años, su flota ha abastecido el 10 por ciento de la energía de Cuba, el 60 por ciento de Gambia, el 26 por ciento de Ghana, el 100 por ciento de Guinea Bissau, el 10 por ciento de Guinea, el 25 por ciento del Líbano, el 10 por ciento de Mozambique, el 15 por ciento de Senegal, el 80 por ciento de Sierra Leona, 10 por ciento de Sudán, la generación total de electricidad de Indonesia.

Ya para el 2018, aseguraba que satisfacía el 15 por ciento de las necesidades energéticas de Irak y el 16% de las de Zambia.