“Cállese que estoy hablando”, fue la tajante respuesta de Bautista Rojas cuando Taveras lo interrumpió al momento de este estar hablando en la sesión de este martes de la Cámara Alta.

SANTO DOMINGO.- El tema del barrilito y la eliminación de las exenciones que se discuten entre los senadores dio paso a un fuerte enfrentamiento entre los legisladores Bautista Rojas Gómez, representante de la provincias Hermanas Mirabal y Antonio Taveras, senador por Santo Domingo.

“Cállese que estoy hablando”, fue la tajante respuesta de Bautista Rojas cuando Taveras lo interrumpió al momento de este estar hablando en la sesión de este martes de la Cámara Alta, donde leyó un tuit publicado por el senador de Santo Domingo donde afirmaba que “No firmaría el documento pues pienso que es un listado de ocurrencias totalmente desatinadas combinadas con un populismo hasta negligente”.

Sin embargo, Taveras respondió fuertemente “no me voy a callar, cállese usted”.

En medio del dimes y diretes Rojas tachó como representante del antipartido y el antisenado en el hemiciclo a Taveras.

Dijo que  “No voy a aceptar ni a usted senador ni a nadie, ni en este lugar ni en ninguno, que venga a faltarme el respeto”.

No obstante, el senador de Santo Domingo afirmó que en su mensaje no se refería a nadie en particular y que tampoco tenía nada en contra de nadie.

Con relación al barrilito, durante semana y media el equipo de El Informe estuvo hurgando en los reportes financieros del Fondo Social de los Senadores, mejor conocido por la población como el “Barrilito”, en lo que se gastan cada año alrededor de 300 millones de pesos del erario, que algunos calificarían de manera caprichosa, antojadiza y con poco rigor.

En la actualidad 29 de los 32 senadores reciben el “Barrilito” y, para sorpresa de El Informe, la denomina ayuda social también se destina a gastos en buenos vinos, manjares de mariscos, compras a empresas propias, y también a cheques que nunca llegan a su destinatario final, mientras las personas aguardan, con desesperación, por la ayuda solicitada.

Este lunes 29 senadores presentaron un proyecto que pretende someter el gobierno en la que se procura reducir el monto de ingresos que el fisco deja de percibir al otorgar el tratamiento preferencial a distintos sectores, eliminando todas las exenciones, deducciones o pagos diferidos que contienen 39 leyes, cuyo monto asciende a 217 mil 487 millones de pesos anuales, representando el 4.44% del Productor Interno Bruto, con lo cual no sería necesario una reforma fiscal.

De los 31 senadores que compone la Cámara Alta, solo dos legisladores se abstuvieron de firmar el documento, el cual sería sometido este martes.

El proyecto que proponen los integrantes de la Cámara Alta resalta tres puntos específicos:

  • Suprimir todas las exoneraciones de vehículos y de cualquier naturaleza que reciben los integrantes del Congreso Nacional; tanto senadores como diputados.
  • Suprimir todas las exoneraciones de vehículos y de cualquier naturaleza que reciban los jueces de la Suprema Corte de Justicia, del Tribunal Constitucional, miembros del Ministerio Público y los representantes del Servicio Exterior.
  • Además, proponen, que en un plazo no mayor de tres meses a partir de la entrada en vigencia de la ley, para que los sueldos sean ajustados conforma a las disposiciones de la Ley 105-13 acerca de regulación salarial del Estado dominicano, a fin de que ningún funcionario público pueda tener un salario mayor que el del Presidente.