Rojas llamó a los norteamericanos "abusadores, irrespetuosos y desconsiderados".

SANTO DOMINGO.- Tras el comunicado emitido el pasado sábado por la Embajada norteamericana donde afirman que ciudadanos de ese país han sido víctimas de discriminación por parte de miembros de la Dirección General de Migración, el senador Bauta Rojas dijo que en este país se deben unificar para solicitar la salida del encargado de negocio de ese consulado, Robert Thomas.

 

“Si nosotros queremos recordar el pensamiento de los padres fundadores de la República, lo que debemos pedirle a los Estados Unidos que retiren a todos los autores de esta afrenta de la República Dominicana, porque le están mintiendo al mundo, para imponer una política que no se corresponden con el momento, no solo están atropellando la soberanía política del país, sino la soberanía económica, y eso no puede permitirse ni a los Estados Unidos, ni a su embajada, ni a nadie, debemos unificarnos para solicitar la salida del encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos”, afirmó Rojas Gómez.

 

Al hablar durante la sesión del Senado en el día de hoy, el congresista aseguró  ese documento ha sido una posición histórica de esa nación frente a República Dominicana.

“Ese comunicado fruto no de una holgazanería política, sino de una posición y de un comportamiento histórico del imperio frente a la República Dominicana. Esos son los que nos llaman a ser considerados con el mundo, esos son los que dicen que nosotros atropellamos, esa embajada se ha atrevido a faltarle el respeto a un país que no juega con su soberanía”, deploró.

 

Al volver a mostrar el video donde se visualiza el momento en que autoridades en Texas perseguían a caballos a decenas de migrantes haitianos, el legislador deploró que demanden consideración de este país "que no juega con su soberanía", al tiempo que dijo que ese trato a "los vecinos haitianos" no merece una respuesta diplomática sino política, y  llamó a los norteamericanos "abusadores, irrespetuosos y desconsiderados".

 

Además agregó que “Entonces, ese trato no merece una respuesta diplomática, ese trato no lo merece, ese trato a los vecinos haitianos merece una respuesta política, como mereció una respuesta militar la invasión del 16, como mereció una respuesta militar, digna y valiente la intervención del 1965”.