A partir del 14 de marzo los beneficiarios del programa Quédate en Casa no podrán hacer sus compras en las cadenas de supermercado que hasta ahora forman parte de la red.

SANTO DOMINGO.-A partir del 14 de marzo los beneficiarios del programa Quédate en Casa no podrán hacer sus compras en las cadenas de supermercado que hasta ahora forman parte de la red.


La decisión se da como parte del desmonte del programa que iniciar con la reducción del monto económico que reciben los beneficiarios.


Esta decisión fue notificada a los supermercados por la Administradora de Subsidios Sociales (Adess). 


“Al cabo de poco menos de un año de la participación transitoria de las grandes superficies en la Red de Abastecimiento Social (RAS), de acuerdo a las políticas priorizadas por el actual presidente de la República según los lineamientos del Plan Nacional Plurianual de Sector Público y conforme al desmonte gradual de beneficiarios y disminución del monto del subsidio del programa Quédate en Casa en transición al programa Supérate, la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS) ha iniciado el desmonte de los comercios temporales adheridos a la RAS de la institución”, indica la carta.