Los migrantes, entre los que también hay cubanos, venezolanos y nicaragüenses, cruzaron México en una caravana que logró evitar los controles migratorios, y empezaron a entrar el jueves de forma irregular en Estados Unidos. 

SANTO DOMINGO.- En el segmento de El Despertador, Ahora con Bernardo Vega, el comentarista explica qué implica para la República Dominicana que las autoridades estadounidenses devuelvan a 10,000 haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas.

Los migrantes, entre los que también hay cubanos, venezolanos y nicaragüenses, cruzaron México en una caravana que logró evitar los controles migratorios, y empezaron a entrar el jueves de forma irregular en Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó este sábado que alrededor de 2.000 personas provenientes de Haití fueron trasladadas a estaciones de procesamiento de inmigración para su posible expulsión. El presidente Joe Biden dejó claro que su frontera “no está abierta”.

Los migrantes haitianos, que buscan escapar de la pobreza, el hambre y un sentimiento de desesperanza en su país de origen se resisten a los planes de deportación de las autoridades estadounidenses.