Solicitan la colaboración de las autoridades o de alguna fundación para los afectados por el incendio, que quemó por completo una vivienda y daño severamente la del joven José Antonio Cabrera Peña.

SANTIAGO.- Ser bombero y acudir a sofocar el fuego que consume la casa propia debe resultar una situación difícil de afrontar, que lastimosamente le tocó vivir al joven José Antonio Cabrera Peña, quien quedó en estado de shock al ver que sus compañeros trataban de salvar lo poco que quedaba de su vivienda.

El cabo del cuerpo de Bomberos de Santiago salió en respuesta al sonido del silbato que alerta de una emergencia, se montó en el camión para apagar las llamas, sin imaginarse que se dirigía a su propia residencia.

Al llegar al lugar, el joven bombero quedó perplejo y tuvo que ser trasladado a la casa de un familiar, mientras los demás bomberos trabajaban por apagar el fuego que consumía sus pertenencias.

Es por esto que sus allegados piden la ayuda de las autoridades gubernamentales, municipales o alguna fundación para que Cabrera Peña pueda recuperar su hogar, que con tanto sacrificio levantó en la comunidad de los Cocos de Jacagua.

En el siniestro otra vivienda se quemó por completo, por lo que también requiere de la ayuda e insumos que les puedan proporcionar.