Tras enterarse que cerca de su casa habían colocado un puesto de vacunación este viernes, Iluminada Estévez se motivó a recibir su tercera dosis.

SANTO DOMINGO.- Ante el estancamiento del proceso de vacunación contra el coronavirus, que será el argumento para volver a extender el toque de queda en gran parte del país, las brigadas de Salud vuelven a salir a las calles a buscar a los más de dos millones de adultos que no han recibido aún la primera dosis, especialmente en los grandes centros urbanos, como los municipios de la provincia Santo Domingo, donde se registra un marcado rezago.

Tras enterarse que cerca de su casa habían colocado un puesto de vacunación este viernes, Iluminada Estévez se motivó a recibir su tercera dosis.

Y es que ante el rezago de muchos ciudadanos que no se han vacunado contra el COVID-19, brigadas de salud improvisan lugares de vacunación en Santo Domingo Oeste para llamar la atención de los transeúntes y que estos se inmunicen.

Pese a las recomendaciones de las autoridades a que se inoculen para continuar levantando las medidas de restricción, es casi nula la presencia de personas en los centros fijos de vacunación de esa demarcación donde  la positividad se encuentra por encima del 4 por ciento.

En Santo Domingo Este el panorama es similar y allí se registra un 3.88 por ciento de positividad del Coronavirus.

De acuerdo a la última actualización del reporte de vacunación  del 8 de agosto, la provincia Santo Domingo continúa lejos de lograr la inmunización colectiva y que es para esa fecha apenas el 46.4 por ciento de su población había recibido sus dos dosis. Ante esa situación, las autoridades no contemplan por ahora eliminar el toque de queda en esta localidad, como ocurrió con el Distrito Nacional y La Altagracia.