Reveló que cada documento que ahora es presentado en la audiencia es falso y se preparó a priori según las autoridades los requerían a Rossy Guzmán

SANTO DOMINGO.- Cada vez que la pastora Rossy Guzmán era citada por la Procuraduría, abogados e integrantes del supuesto entramado corrupto destapado en Operación Coral se reunían para saber qué le preguntaban y preparar los documentos y coartadas necesarias, aseguró anoche Raúl Alejandro Girón Jiménez ante el tribunal.

"Cada vez que la señora Rossy salía de un interrogatorio, esa noche era una reunión obligada para saber qué el Ministerio Público había hablado con ella e ir perfilando los requerimiento que le habían hecho", dijo el imputado y principal colaborador del Ministerio Público.

Girón Jiménez dijo que todos los documentos que ahora la defensa presenta para probar la legalidad de los bienes y acciones de los acusados son falsos y fueron preparados a prisa porque se sabían que los necesitarían en la justicia.

"Cada documento se iba elabora a priori según el Ministerio Público iba requiriendo a Rossy", dijo.

En sus declaraciones Girón Jiménez aseguró que a casos todos los abogados los había visto desde hace meses y que estos junto a sus clientes preparaban la defensa de sus clientes.