Tras el colapso, la desesperación se apoderó de miles usuarios, que tuvieron que emigrar a otras redes o encontrar otras vías para continuar sus jornadas cotidianas, algunos para tomar clases a distancia y otro para mantener activos sus negocios.

Por: Carolina Cepeda

SANTO DOMINGO.- Un caos en las comunicaciones provocó este lunes la inédita salida de servicios por más de cinco horas de WhatsApp, Instagram y Facebook, que no sólo generó incertidumbre entre miles de usuarios a nivel global, sino también pérdidas económicas para quienes utilizan esas redes en sus negocios.

Internautas de al menos 47 países del mundo, entre ellos República Dominicana, abarrotaron twitter y otras plataformas con miles de quejas y muchos migraron a otras redes, como Telegram, para continuar sus comunicaciones.

Un tormento significó para estudiantes como Amarfis Custodio la caída de estas redes. Y es que Facebook y las aplicaciones de su propiedad,  Instagram, WhatsApp y Messenger, más que un medio para el ocio, se han convertido en herramientas de estudios  y trabajo.

Tras el colapso, la desesperación se apoderó de miles usuarios, que tuvieron que emigrar a otras redes o encontrar otras vías para continuar sus jornadas cotidianas, algunos para tomar clases a distancia y otro para mantener activos sus negocios.

Además de República Dominicana, el fallo cuyo origen aún no ha sido esclarecido afectó a 47 países, entre ellos Estados Unidos, México, España, Francia, Rumanía, Noruega y  Grecia.

El jefe de tecnología de Facebook Inc. Escribió en Twitter: "Disculpas sinceras a todas las personas impactadas por la caída de los servicios de Facebook en estos momentos, estamos sufriendo problemas con la red y nuestros equipos están trabajando tan rápido como les es posible para restaurar el servicio".

La conexión en estas redes sociales comenzó a reestablecerse alrededor de las 5 y 40 de la tarde.

La caída de Facebook y sus aplicaciones, en conjunto con los escándalos por las prácticas poco éticas de la compañía, generaron este lunes pérdidas por unos cinco mil 900 millones de dólares a la fortuna del fundador de la empresa Mark Zuckerber en Wall Street.