Mientras que Núñez consideró que desde el Gobierno se deben emprender políticas de desarrollo productivo para que las riquezas percibidas sean distribuidas con mayor equidad.

Santo Domingo.- Pese al “extraordinario crecimiento económico” que ha experimentado la República Dominicano tras la crisis generada por la pandemia del Covid-19, la calidad de vida de las personas continúa en picada, según explicaronlos economistas Nelson Suarez y Pavel Isa, respectivamente, quienes coincidieron que en la inflación, los bajos salarios, el alto costo de la canasta familiar y los combustibles y la empleomanía informal serían algunos de los factores que inciden en la precaria situación de la gente.

“El 2021 ha sido extraordinario, la recuperación económica ha sido explosiva. La primera estimación del gobierno era de un 5% y vamos a terminar con el doble, con casi un 11.7 por ciento. La recuperación del empleo, el nivel de producción, las exportaciones han mejorado, lo que faltaría es recuperar la calidad del empleo, los ingresos reales de la gente que han sido golpeados por la inflación”, apuntó Pavel Núñez, viceministro de Economía.

“La recuperación económica del país hay que celebrarla”, aseveró Nelson Suarez.

Al participar en la entrevista central de El Despertado, Isa atribuyó además la baja calidad de vida de las personas  en la poca estabilidad laborar que existe, ya que hizo hincapié en que pese a la recuperación de los empleos, la informalidad ha captado la mayoría de las ocupaciones, por lo que los bajos salarios predominan.

Mientras que Núñez consideró que desde el Gobierno se deben emprender políticas de desarrollo productivo para que las riquezas percibidas sean distribuidas con mayor equidad.

“Aquí hay un desequilibrio estructural. El estado funciona en ocasiones a favor de los mismos que siempre han recibido el beneficio”, destacó Núñez.

En tanto, el viceministro de Economía indicó que el Estado esta enfocado para transformar las causas estructurales que hacen que en este país “hayamos tenido tanto crecimiento y tan insuficiente impacto social”.

“El desafío es el desarrollo, el crecimiento, el bienestar, mejorar la calidad de vida de la gente. Estamos propiciando generar empleos de calidad, transformar la empresa, capacitar a la gente, lo que queremos es transformar el aparato productivo, con más de políticas de desarrollo productivo y otro más y mejores servicios públicos”, explicó Isa.

Entrevista integra: