SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Como un intento perverso calificaron algunos sectores la supuesta versión de que República Dominicana pedirá a la ONU que retire del país su oficina del Alto Comisionado para los Refugiados y a su representante, por supuestamente acusar al país por fomentar la apátrida.

Según se publicó este sábado, la Cancillería dominicana es quien prepara la solicitud oficial, a la que desde ya se advierte a lo que estaría sujeto el país por ser signataria de convenios internacionales.

[jwplayer mediaid="318881"]

Según datos preliminares en el país hay unos 600 refugiados en la organización, que desde 1950 coordina la acción internacional para proteger los derechos de los migrantes en el mundo.

Surgieren enfrentar la supuesta campaña Internacional de descrédito dando la cara con las políticas que en esa dirección implementa el gobierno.

“Se recuerda que este organismo que protege a los refugiados se instaló en el país, 8 días después del terremoto que azotó la capital haitiana en el año 2010.”