“Las dificultades en el abastecimiento de carbón mineral a la Central Termoeléctrica Punta Catalina han generado en el país copiosos comentarios y críticas”, señaló para reiterar que es una injusticia culpar a las actuales autoridades de Punta Catalina y del Ministerio de Energía y Minas de esa situación.

SANTO DOMINGO.- Culpar a las actuales autoridades de la falta de carbón para la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), ha sido definido este lunes como es algo injusto, a juicio del administrador de la termoeléctrica, Serafin Canario.

 

El administrador de la CTPC expresó que la empresa suplidora del carbón mineral para Punta Catalina es la que ha fallado en forma reiterada en cumplir con la entrega del mineral a pesar de existir un contrato para tales fines.

 

“Las dificultades en el abastecimiento de carbón mineral a la Central Termoeléctrica Punta Catalina han generado en el país copiosos comentarios y críticas”, señaló para reiterar que es una injusticia culpar a las actuales autoridades de Punta Catalina y del Ministerio de Energía y Minas de esa situación.

 

Canario explicó que el primer hecho indiscutible es que según el contrato CTPC No.080/2020 firmado entre la empresa X-Coal Resources, suplidora de carbón mineral y la CDEEE el 30 de abril del año pasado, Punta Catalina debió recibir su penúltimo embarque el 2 de agosto pasado y sin embargo fue el 14 de septiembre, un mes y doce días después, que ese barco arribó a la termoeléctrica.

 

“Otro hecho innegable es que durante 42 días sin recibir carbón Punta Catalina consumió su reserva, que alcanzaba para 37 días trabajando a toda capacidad, a la vez que de manera urgente la administración salía al mercado a buscar carbón sustituto de otros suplidores, precisamente en un momento en que el negocio de ese mineral vive una locura de precios inflados y las peores restricciones de ofertas de fletes”, manifestó.

 

Para tener una idea, comunicó Canario, basta saber que el precio consignado en el contrato citado fue de 59 dólares por tonelada durante su año de vigencia y que en septiembre ese precio ha llegado a colocarse hasta 180 dólares la tonelada.

 

“Más aún, la última entrega para completar los dos (2) millones contratados debió llegar a Punta Catalina cerca del 20 de agosto último y sin embargo todavía hoy la suplidora X-Coal no la ha entregado ni tampoco ha dicho cuando la entregará”, indicó.

 

Canario precisó que la empresa suplidora ha dejado a las dos plantas de Punta Catalina al garete en medio de un mar revuelto en términos de precios y escasez de carbón, a lo que se suma la escasez de gas natural, dos combustibles importantes para generación de electricidad en el país.

 

A pesar de esos incumplimientos graves y flagrantes, de parte de la firma suplidora, los anteriores administradores de la CDEEE y Punta Catalina en lugar de reclamarle a su contratado para que cumpla su contrato casi 116 millones de dólares, extrañamente se han lanzado a atacar a la víctima, el Gobierno dominicano, y defender al victimario, que es la empresa suplidora del carbón.

 

Es decir, que si el suplidor se retrasó un mes y 12 días para entregar el penúltimo embarque y si todavía a finales de septiembre no ha entregado la última carga que debió llegar el 25 de agosto, la culpa – según estos genios - es de otros, no de la empresa que incumplió.

 

“Esos mismos genios fueron capaces de conceder y firmar un contrato millonario en dólares sin incluir en el mismo una penalidad específica para el suplidor en caso de que se produjera un incumplimiento con las características del que todavía estamos sufriendo”, concluyó el administrador de Punta Catalina.