Además de tener los ojos vendados, estaban atados de pies y manos, indicó Rodríguez, quien recuerda que dormían en el suelo de un cuarto oscuro.

SANTO DOMINGO.- Con algarabía, música y su comida preferida fueron recibidos por sus familiares este martes los tres camioneros liberados tras permanecer cerca de dos meses secuestrados en Haití.

Moro con espaguetis, fue lo que le dieron de comer por 54 días a Wilson Rodríguez, el primer camionero secuestrado en Haití el miércoles 22 de septiembre.

Además de tener los ojos vendados, estaban atados de pies y manos, indicó Rodríguez, quien recuerda que dormían en el suelo de un cuarto oscuro.

Pineda dijo a Noticias SIN que luego de ser liberado, se arrodilló en la frontera y juró que nunca más la cruzaría, dijo Joel Pineda, uno de los tres camioneros dominicanos secuestrados en Haití.

 

Pineda manifestó que vio la luz ayer, luego de permanecer 41 días con los ojos vendados, cuenta Pineda, quien cumplió 30 años el pasado 10 de octubre, a sólo cuatro días de haber sido secuestrado.

Dijo que no logró ver a los secuestradores, sólo escuchaba que hablaban creol, lo alimentaban y lo bañaban y que nunca le quitaron la venda de los ojos.

Pineda fue interceptado en la carretera por hombres con armas largas el sábado 6 de octubre, cuando caía la noche, "a partir de ahí cedí a hacer lo que ellos me pedían", explicó Joel Pineda, quien no temía morir, sólo pensaba en su padre que estaba recién operado.