SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes en los sectores capitalinos de Los Guandules y Gualey, que habitan en las orillas de la cañada de Bonavides, exigen el saneamiento de la misma.

Pero esta cañada no solo es preocupación por las inundaciones, sino también por las enfermedades que debido a su mal olor y contaminación produce.

Los residentes de estos sectores tienen varios años reclamando el saneamiento de la misma, aseguran que personas han caído en la misma y se han ahogado.

Dicen sentirse decepcionados de las autoridades pues las mismas solo se acercan a ellos en tiempos de campaña política