SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Residentes en el sector el abanico de Herrera se sienten desesperados por la contaminación de una cañada que colinda con la de Guajimía, la cual está llena de basura, produciendo múltiples enfermedades.

La cañada Ureña del sector el Abanico de Herrera se ha convertido en un peligro para las personas que allí residen.

Las peticiones de los habitantes no son ambiciosas, más bien se limitan a salvar vidas.

Esperan que el Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste adopte medidas de limpieza lo antes posible.