PUERTO PRÍNCIPE.- La candidata presidencial Mirlande Manigat, la más votada en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Haití, expresó este miércoles sus preocupaciones frente a la incertidumbre que afecta el futuro inmediato del país, debido a la crisis política surgida tras la celebración de los comicios.

Manigat declaró, en una comparecencia pública en Puerto Prríncipe, que tiene "muchas preocupaciones" sobre el futuro de la nación.

La candidata, que ganó la primera vuelta con el 31,37 por ciento de los votos, se lamentó de que no se sabe cuándo se realizará la segunda vuelta, inicialmente prevista para el 16 de enero.

Tomando en cuenta que el mandato del presidente haitiano, René Préval, termina constitucionalmente el 7 de febrero, Mirlande Manigat exclamó: "Si las elecciones no se concluyan antes del 7 de febrero ¿qué va a pasar?".

Préval no descartó quedarse en el poder hasta el 14 de mayo de 2011, tal como lo indica una ley muy criticada que fue votada por el Parlamento después del terremoto del 12 de enero de 2010.

"El presidente Préval habla a partir de sus propios intereses, que no son los intereses de la nación", sostuvo la candidata socialcristiana.

Por otra parte, Manigat espera que su candidatura esté en la competición para la segunda vuelta, después de la evaluación del recuento de los votos que realiza actualmente una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

"Estoy definitivamente en primera posición", expresó Manigat antes de agregar que no sabe con quién va a competir.