Vencido el plazo para entregar los informes finales de gastos de campaña, los excandidatos presidenciales reportaron egresos que superan los 1,700 millones de pesos, representando en algunos casos el consumo de los ingresos al 100 por ciento.

REDACCION.- Vencido el plazo para entregar los informes finales de gastos de campaña,

los excandidatos presidenciales reportaron egresos que superan los 1,700

millones de pesos, representando en algunos casos el consumo de los ingresos al

100 por ciento.


Los mayores gastos documentados en los informes por los excandidatos presidenciales responden a publicidad y actos proselitistas.



El excandidato del PLD, Gonzalo Castillo reportó gastos por un monto

superior a los 750 millones de pesos e ingresos de unos 700 millones, de estos

cerca de 623 millones correspondieron a aportes de particulares, sumados 68

millones del partido que lo postuló.


Además 346 millones fueron destinados a donaciones y contribuciones de

alimentos, materiales de construcción e insumos médicos, y 64 millones de pesos

que correspondieron a movilización y transporte, incluidos en este renglón los

vuelos humanitarios.


Juan Cohén, ex contrincante presidencial por el Partido Nacional Voluntad

Ciudadana y el partido reformista que llevó como candidato al expresidente

Leonel Fernández, gastaron sus ingresos al 100 por ciento, de los fondos de

este último más de 44 millones se usaron en publicidad y unos tres millones en

caravanas.


Alianza País y Unión Demócrata Cristiana hicieron constar en sus informes

al órgano electoral, egresos de 10 mil millones y más de 22 mil millones

respectivamente.


La Ley de Régimen Electoral establece un tope de gastos de campaña a nivel

presidencial de 122 pesos por cada votante.


Atendiendo a que para el 5 de julio había alrededor de siete millones de personas

hábiles para votar, los candidatos podían gastar hasta aproximadamente 922

millones pesos.


El 14 de agosto la Junta Central Electoral mediante comunicación solicitó

los informes, el PRM entregó cuatro días después, reportando su candidato Luis

Abinader gastos por más de 904 millones de pesos, de estos cerca del 43 por

ciento se destinó a publicidad.