El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos afirma que aunque el Ministerio de Trabajo y las empresas azucareras han logrado avances importantes, persisten las preocupaciones por abusos.

SANTO DOMINGO.- Las revelaciones del Departamento de Trabajo de Estados Unidos de que aún existen condiciones “degradantes”, “trabajo forzado”, hacinamiento y violaciones a los derechos humanos en la industria cañera del país, fueron respaldadas por la Unión Nacional de Trabajadores Cañeros, mientras legisladores de provincias cañeras consideran que las condiciones de esos obreros “no son tan caóticas”.

En el caso de representante de los trabajadores de la caña, Jesús Núñez, deploró los bajos salarios que devengan los cañeros y la falta de pensiones para ese sector.

El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos afirma que aunque el Ministerio de Trabajo y las empresas azucareras han logrado avances importantes, persisten las preocupaciones por las condiciones de trabajo peligrosas, viviendas inadecuadas, estatus legal precario y otros posibles abusos a los derechos laborales de los trabajadores cañeros.