Similar posición tienen los legisladores de la Fuerza del Pueblo, quienes mantienen un rotundo rechazo a la variación del esquema tributario.

SANTO DOMINGO.- Recrudece la polémica por la intensión del gobierno de introducir una reforma fiscal en medio de la pandemia. Mientras legisladores de la oposición llama "cara dura" a los oficialistas que promueven la transformación tributaria, senadores y diputados perremeistas califican de "politiquería y mezquindad" las consideraciones contra el presidente Luis Abinader que dicen se maneja con transparencia.

Cargar con más impuestos a la clase media es un crimen, de acuerdo a senadores del Partido Liberación Dominicana (PLD), quienes consideran una burla al pueblo la propuesta del gobierno, cuando los poderosos tienen sus fortunas en paraísos fiscales.

Similar posición tienen los legisladores de la Fuerza del Pueblo, quienes mantienen un rotundo rechazo a la variación del esquema tributario.

También el diputado Horacio Rodríguez considera que el gobierno no tiene autoridad moral para sacrificar aún más a la población.

Sin embargo, los parlamentarios oficialistas justifican la modificación fiscal, al asegurar que la misma no aguanta más demora.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación reportó que tanto las “offshore” Littlecot como Padreso, junto a otras siete, forman parte de un Fideicomiso Revocable, donde el presidente no tiene ninguna participación en la administración del mismo, según sus abogados.

Este fideicomiso fue depositado en la Cámara de Cuentas cuando asumió la Presidencia con un organigrama mostrando todas las empresas, entre otros adjuntos.

Los legisladores de la oposición proponen al gobierno postergar por el momento la aplicación de la reforma fiscal, y que en lo adelante la iniciativa gubernamental convoque a una discusión amplia con todos los sectores sobre su pertinencia en medio de la pandemia.