Los dueños de estos pequeños negocios mantienen sus esperanzas en que las medidas anunciadas por el Gobierno puedan frenar la escasez.  

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- La esperanza que tenían muchos vendedores de comida callejera de comenzar a recuperarse desde este lunes cuando queda eliminado el toque de queda en la capital se esfumó debido a la escasez de pollo y su vertiginoso aumento de precios.

Dueños de negocios que tienen al pollo como su plato principal aseguran que sus proveedores alegan que hay desabasto en el mercado.

Aseguran que sólo en las dos últimas semanas, la libra de pollo aumentó de menos de 60 pesos a 80 e incluso 90 pesos en los mercados por lo que, se han visto obligados a subir el precio de su venta.

Varios vendedores de pollo cocinado en Villa Juana, Villa Francisca, 24 de abril y María Auxiliadora aseguran que sus ventas se desplomaron.

Desde que se inició el toque de queda por la pandemia, muchos de estos negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas, pero mantenían la esperanza de volver a abrir, pero la escasez nuevamente lo ha frenado.

Los dueños de estos pequeños negocios mantienen sus esperanzas en que las medidas anunciadas por el Gobierno puedan frenar la escasez.