La secretaria general aseguró que el activo más importante que tiene el PRM es cada uno de sus militantes pero afirmó que el más valioso es el presidente Luis Abinader, a quien llamó a cuidar.

SANTO DOMINGO.- La secretaria general del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Carolina Mejía, llamó a los dirigentes de esta organización política a “lavar la ropa sucia” en la casa por la unidad del partido y para mantener el poder más allá del año 2024.

Al encabezar un acto de la juramentación de decenas de dirigentes peledeístas, perredeístas y de la Fuerza del Pueblo, donde inició la campaña por la reelección del presidente Luis Abinader, Mejía dijo que es indispensable que se trabaje sobre la base del respeto, la convivencia pacífica, el amor y la unión.

“En nombre de José Ignacio Paliza (presidente del PRM) y el mío propio les puedo asegurar que lo que nos permitió trillar el camino hacia el poder era que teníamos muy claro que la ropa sucia se lava en la casa y que nosotros dos seguimos unidos en favor del partido y sobre todo de nuestra gente”, afirmó Mejía.

“Tenemos un partido en proceso de crecimiento y fortalecimiento y en unos pocos meses he estado aquí y dos veces con el mismo objetivo. Hace dos meses recibimos compañeros valiosos y le dimos la más cordial bienvenida y hoy los recibimos con amor y brazos abiertos para seguir construyendo una estructura para garantizar la democracia de la República Dominicana”, señaló.

La secretaria general aseguró que el activo más importante que tiene el PRM es cada uno de sus militantes pero afirmó que el más valioso es el presidente Luis Abinader, a quien llamó a cuidar.

“Lo que Luis representa, sus valores, son los que nosotros hemos cultivado, es un hombre de familia, con una esposa extraordinaria y tres hijas maravillosas, buena formación académica, íntegro, trabajador y yo creo que aquí no hay uno que se haya quedado sorprendido con la capacidad de trabajo de Luis Abinader”, afirmó.

Mejía sostuvo que el mandatario se ha entregado en cuerpo, alma y corazón a mejorar la calidad de vida de los dominicanos.