Explicó, además, que los niños deben retirarse el calzado cuando van a ingresar a la escuela por la cantidad de lodo, pero cuando llegan al centro educativo tampoco cuentan con agua para limpiarse

SANTO DOMINGO.- Un carro se quedó estancado en el lodo, mientras los residentes del Barrio 23 en Pantoja denunciaban este jueves por El Despertador precisamente la mala condición en las que se encuentran sus calles, situación que ha perdurado por más de dos décadas sin que alguien le preste atención.

Asi lo informó el dirigente comunitario, Paco Ureña, quien indicó, además, que han hecho de todo para visibilizar su problemática, la que no fue solucionada ni cuando se construyó la escuela de la barriada, indicó.

Explicó que los niños deben retirarse el calzado cuando van a ingresar a la escuela por la cantidad de lodo, pero cuando llegan al centro educativo tampoco cuentan con agua para limpiarse los pies y los zapatos, denunció.

Por su parte, Jesusito Medina dijo que el lodo que cubre las principales vías del sector cuando llueve "se pone tremendo", situación que reiteró lleva más de diez años denunciado, pero que nadie les ha hecho caso.  

Mientras los residentes del sector pedían a las autoridades competentes reparar sus calles, el vehículo era auxiliado por otro para salir del barro en el que había quedado estancado, como una prueba de lo que han vivido durante estos años, por si las imágenes captadas por la cámara y sus testimonios no fueran suficiente.