El hecho que se registró el pasado nueve de diciembre acabó con la vida de 56 personas y dejó más de 100 heridos de diferentes nacionalidades.

SANTO DOMINGO.- Pasado casi un mes de la tragedia de Chiapas, México, los familiares de los últimos cinco dominicanos fallecidos podrán darle cristiana sepultura a los jóvenes que se embarcaron en un viaje en busca del sueño américano, pero que ahora no tendrá regreso.

Los cuerpos de Raymin Brito Figueroa, Wáscar Pérez Vargas, Luis Alfredo Brito Báez, Ramón Benito Almonte Espinal y Luis Emilio Roa Chalas llegaron casi a las nueve de la noche a la Base Aérea de San Isidro.

El hecho que se registró el pasado nueve de diciembre acabó con la vida de 56 personas y dejó más de 100 heridos de diferentes nacionalidades.

El accidente ocurrió cuando el tráiler en el que viajaban hacinados los indocumentados sufrió un accidente por el conductor transitar a gran velocidad. El tráiler chocó contra una pared de un puente peatonal.

Quienes se trasladaban buscaban llegar a Estados Unidos y en el trailer había migrantes de República Dominicana, Guatemala, Ecuador, Honduras, México, entre otros países.

Entre los fallecidos había personas oriundas de Baní, Montecristi y otras provincias.

Según las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores 16 dominicanos iban en el vehículo accidentado: once murieron, tres terminaron con heridas y dos permanecen desaparecidos.

Junto a la repatriación de hoy también arribaron autoridades mexicanas de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y del Instituto de Migración para hacer entrega formal de los féretros.