Las informaciones emitidas por las autoridades penitenciarias revelan que en 2021 quedaron alfabetizados 3,655 privados de libertad y hay 1,166 inscritos para aprender a leer y escribir.

SANTO DOMINGO.- El Sistema Penitenciario alfabetizó cerca de cuatro mil privados de libertad, mientras otros casi cinco mil completaron los ciclos de educación básica y media. Los datos compartidos indican que 349 internos se inscribieron en licenciaturas de diferentes áreas del conocimiento y 10 cursan programas de postgrado.

Además, el sistema trabajó con el fortalecimiento de las medidas preventivas y de contención de la COVID-19, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública para pautar las directrices para la prevención y atención de la enfermedad y la vacunación tanto a las personas privadas de libertad como al personal penitenciario.

En el resumen ejecutivo de sus memorias anuales, la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) consigna que durante todo 2021 la gestión del sistema penitenciario “mantuvo el enfoque sobre la mejoría de la efectividad del desempeño y los resultados de la organización y en la reinserción social de las personas en conflicto con la ley penal bajo su tutela”.

Alfabetizados 2021

Las informaciones emitidas por las autoridades penitenciarias revelan que en 2021 quedaron alfabetizados 3,655 privados de libertad y hay 1,166 inscritos para aprender a leer y escribir.  También completaron los programas de básica y media 4,805 personas y otras 4,771 avanzan en el año lectivo 2021-2022.

Mientras, 9,773 internos se certificaron para distintos oficios y otros 3,388 están inscritos en cursos técnicos, la mayoría impartidos por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep).

En coordinación con distintas universidades, 349 personas privadas de libertad cursan licenciaturas y hasta el momento hay 10 que estudian en postgrado, como un medio para desarrollar su nuevo proyecto de vida al completar su reclusión.

En adición a estos resultados, durante 2021, el 69.34% del personal participó de programas de educación continuada, desarrollados por la Escuela Nacional Penitenciaria, que con la Ley 113-21 pasó a llamarse Instituto Especializado de Estudios Penitenciarios y Correccionales.

Salud

Según el resumen ejecutivo de las memorias, los servicios penitenciarios de salud se multiplicaron con el proceso de vacunación, que contó con la colaboración de la Escuela de Enfermería de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, con estudiantes de término que se integraron a la aplicación del biológico en los centros penitenciarios.

Con una población de 26 mil 978 personas en 44 recintos (al 10 de diciembre), el sistema penitenciario acumula 1,712 casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, con 22 fallecimientos.

En la actualidad hay 26,973 privados de libertad que han recibido la primera dosis de la vacuna anticovid, 24,842 tienen el plan con dos aplicaciones y 11,550 ya recibieron la dosis de refuerzo. La DGSPC destaca que, con las dos dosis, el sistema penitenciario tiene el 92% cubierto, lo cual lo coloca por encima de la media nacional que ronda el 50.4% de la población vacunada.

Además, el sistema no descuidó las consultas médicas por otras situaciones de salud. En las memorias, se registran 19,776 consultas médicas a 14,715 personas que así lo requirieron, siendo la hipertensión, la diabetes y problemas odontológicos los principales males que aquejan a la población privada de libertad.