Víctor Díaz Rúa, imputado en caso Odebrecht dijo que el Ministerio Público no trabaja bien, “no hace su trabajo, ya que las pruebas presentadas no son más que papeles, no prueba”.

SANTO DOMINGO.-Víctor Díaz Rúa, imputado en caso Odebrecht dijo que el Ministerio Público no trabaja bien, “no hace su trabajo, ya que las pruebas presentadas no son más que papeles, no prueba”.


Agregó que las pruebas presentadas estaban llenas de errores, “yo vuelvo a insistir en lo mismo, la mía tenía muchísimos errores, errores de más de 60 millones en el análisis de la declaración jurada”.    


Sostuvo que “todo esto que han depositado ahí,  que ellos le llaman prueba, eso son papeles, papeles. Ustedes que están ahí lo han visto, ahí no hay una sola prueba de nada”.


El testigo número catorce dijo que las tres declaraciones juradas de Díaz Rúa (2004, 2006, 2008) fueron presentadas fuera del plazo establecido por ley y que carecían de los documentos que sustentan su fidelidad.


Precisó que, en el año 2004, el patrimonio del exministro era de 63 millones de pesos y que en el 2008 no presentó declaración jurada a la salida del cargo.