El abogado Miguel Valerio explicó esta mañana en El Despertador, que va a ser muy difícil porque en grado de apelación no se escuchan testigos y no se permite pruebas nuevas.

SANTO DOMINGO.-Este lunes se tiene previsto escuchar las motivaciones del Ministerio Público para solicitar el aumento de la pena de cinco años impuesta a Víctor Díaz Rúa, y anular el descargo que obtuvo el abogado Conrado Pittaluga, quienes fueron procesados por los 92 millones de dólares que Odebrecht admitió haber pagado en sobornos para conseguir contratos de obras estatales.

Miguel Valerio, quien es el abogado de Víctor Díaz Rúa explicó esta mañana en El Despertador, que va a ser muy difícil, porque en grado de apelación no se escuchan testigos, no se permite pruebas nuevas, "por lo que evidentemente la sentencia tiene dos caminos, o la absuelven o la confirman".

"Este juicio va a ser mucho más corto que el primero, nosotros estimamos que en uno o dos días acabará, porque lo que se revisa en apelación técnicamente lo que ocurrió en primer grado en la sentencia", manifestó.

Al ser cuestionado que si se conoce el fallo inmediatamente, dijo que no, que el fallo se reserva porque se estudia los escritos, debido a que la apelación es escrito y oral, y se sociabiliza entre los jueces los argumentos que se de en audiencia pero no tienen la obligación de fallar inmediatamente como pasa en primer grado.

"Después de esta etapa, evidentemente cualquiera de las partes puede ir a casación, si salimos ganancioso como esperamos salir evidentemente el Ministerio Público iría a casación, al menos que entienda ya de que es suficiente, o solo la pela al ingeniero Víctor Díaz Rúa como si fuera una persecución directa hacia él", indicó.

Explicó que lo que se va a ver en esta audiencia, es una critica a la sentencia primer grado, o sea un estudio a la sentencia, y se analiza porqué el fallo, cómo fue el fallo y en base a qué fue el fallo, y eso evidentemente son argumentos sobre la sentencia y no hay prueba ni evidencia ni testigo ni nada de eso, osea los jueces en segundo grado salvo sea un caso muy excepcional porque en este caso a diferencia de otros casos fueron meses de audiencia".

Qué pasa con los bienes decomisados?

Al ser cuestionado de qué pasa con los bienes decomisados en este tiempo, Valerio manifestó que se dan dos cosas, algunos están bajo administración judicial, otros no, "lo que son las viviendas generalmente se le deja a los imputados hasta se acabe el proceso si hay decomiso, nosotros aspiramos a que evidentemente no haya decomiso".