De acuerdo al abogado del imputado, Juan José Eusebio, el juez ha planteado que estas certificaciones médicas deben ser validadas por el Inacif y que esa sería la única forma en la que le daría un valor probatorio.

SANTO DOMINGO.- Médico certifica que Aquiles Cristopher Sánchez, uno de los acusado en Operación Pulpo, podría sufrir una muerte súbita en cualquier momento, debido a su deteriorada salud.

Pese a esta situación, un juez le confirmó este miércoles la prisión preventiva.

El magistrado Amauris Martínez, del Tercer Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, tomó la decisión luego de rechazar una solicitud de revisión de la prisión preventiva interpuesta por el imputado, quien presentó evaluaciones médicas que indican que, tras los seis meses que tiene recluido, su situación del corazón se ha agravado y recomiendan un cateterismo urgente para evitar “un grave riesgo de muerte”.

De acuerdo al abogado del imputado, Juan José Eusebio, el juez ha planteado que estas certificaciones médicas deben ser validadas por el Inacif y que esa sería la única forma en la que le daría un valor probatorio.

“Nosotros, en principio, diferimos de ese criterio del juez porque un médico es un médico, además, el Inacif es una dependencia del Ministerio Público, que es el que lo mantiene en prisión”, expresó el abogado.

La defensa manifestó que tiene la esperanza de que el próximo viernes, cuando está pautada una revisión obligatoria de la coerción a todos los imputados del caso de corrupción, el tribunal acoja su pedimento.

Eusebio precisó que espera que esta certificación médica pueda ser vista por los jueces.

“Es algo muy delicado y esperamos que esto pueda ser visto por los jueces. El viernes hay una audiencia y vamos a volver a plantear esta situación”, declaró la defensa.