Decenas de personas se aglomeraron fuera del tribunal en espera del resultado de la audiencia, que fue conocida en el Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, por razones de espacio. 

SANTO DOMINGO.- Reymundo Mejía, juez del Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, aplazó para el 14 de noviembre la audiencia preliminar que le conoce al abogado Johnny Portorreal, y a otros tres implicados, en la presunta estafa a 283 ciudadanos a través de maniobras fraudulentas y promesas de cobro de una herencia de la familia Rosario.

Reymundo Mejía, dispuso el aplazamiento debido a que no asistieron a la audiencia los imputados Miguel De Óleo (Miguelón) y Miguelina Gómez Santana, quienes tienen,  como medida de coerción,  arresto domiciliario con grilletes electrónicos, garantía económica e impedimento de salida.

El magistrado declaró la rebeldía de esos dos acusados, según informó a  la salida de la sala de audiencia, el abogado José Rosario, defensa legal de Portorreal.

Decenas de personas se aglomeraron fuera del tribunal en espera del resultado de la audiencia, que fue conocida en el Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, por razones de espacio. 

En la acusación presentada por la fiscalía del Distrito Nacional se establece que, para requerir la entrega de diferentes montos de dinero, el grupo alegaba la información falsa de que el dinero de la supuesta herencia que había sido transferido al Banco Central y luego al Banco de Reservas desde el Santander, de España, y el Banco Zurich, de Suiza.

El abogado Johnny Portorreal, principal imputado, cumple 18 meses de prisión preventiva en Najayo, que le impuso el tribunal de atención permanente el 8 de julio del 2022.