Indicó que el papel principal de la entidad es hacer la denuncia y que es trabajo del Ministerio Público investigar, pero es necesario la participación de los beneficiarios en el proceso.

SANTO DOMINGO.- La mayoría de los casos interpuestos por la Administradora de Subsisidios Sociales (ADESS) contra colmados no prosperan debido a que los beneficiarios desaparecen o no sostienen las acusaciones en el tribunal, advirtió la directora de la institución, Digna Reynoso, durante la entrevista central de El Despertador.

Reynoso explicó que la mayoría de los casos se "caen" porque han tenido que "durar un año y medio buscando a un beneficiario que se querelle" contra los colmaderos y cuando aparecen hablan de cosas no relacionadas al caso, como que están ahí bajo la promesa de incrementar los fondos de la ayuda. 

Indicó que el papel principal de la entidad es hacer la denuncia y que es trabajo del Ministerio Público investigar, sin embargo, defiende el régimen de consecuencia por lo que suspenden el verifone de los acusados y lo someten a la justicia.

A pesar de que estos pueden salir a las calles sin una condena, ADESS lleva a cabo negociaciones con los colmaderos tras lo cual han podido recuperar aproximadamente 20 millones de pesos, aseguró la funcionaria. 

Reynoso reiteró la necesidad de que en estos casos "hay que llegar a las últimas consecuencias, incluso si los involucrados son empleados", aunque hasta el momento no hay colaboradores de la entidad involucrados en la estafa, aseguró.

ADESS en la persona de Digna Reynoso buscan la responsabilidad de ser los querellantes contra los estafadores que toman el dinero que le corresponde a un "pobre infeliz".

Al ser cuestionada sobre la posibilidad de que un fiscal tome la denuncia cuando los beneficiarios acuden a las oficinas para reclamar que no reciben los fondos o cualquier otro tipo de anormalidad, informó que "estamos en el proceso actualmente ", pero por lo pronto estan restableciendo las tarjetas comprometidas, hacen la denuncia y se le hace un levantamiento de queja, luego invitan al afectado a acudir a los operativos para suplantar los plásticos.

Digna Reynoso también adelantó que tras llegar al fin del contrato por un año con las instituciones financieras que trabajan con ADESS en la actualidad, el próximo 22 de diciembre, iniciarán una licitación para exigirle a los bancos un tipo de póliza que contemple este tipo de irregularidades o una más amplia que la vigente para prevenirlas.

Este y otras temas que se incluirán en esta licitación, son trabajados en conjunto con el equipo de juristas de la institución.