Personal de mantenimiento considera que por ser un día de semana la asistencia fue escasa, por lo que esperan que para el próximo fin de semana haya un mayor flujo de visitas.

Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- Los cementerios reciben este martes, Días de los Muertos, a quienes llevan flores a las tumbas de sus seres queridos y, aunque por la mañana se observó un tímido flujo de personas, los trabajadores de los camposantos limpiaban las lápidas en espera de la llegada de los visitantes.

Aunque el flujo de visitantes fue lento la mañana de este martes, quienes acudieron a acompañar a sus muertos aseguraron que no sólo lo hacen para estas fechas, sino cada vez que pueden, tal es el caso de la señora Hidalia Díaz, quien vino a enterrar los restos de su tía y a visitar a su esposo e hijo.

Al insistir que los muertos no deben abandonarse, se pudo observar como Celsa Vargas dedicó parte del día a limpiar la capilla donde descansan algunos de sus familiares, incluyendo su madre.

Otras, lograron obtener un permiso en sus trabajos para acudir a darle mantenimiento a las tumbas de sus seres queridos.

Quienes le ofrecen servicio de limpieza y arreglo de lápidas informaron que en años anteriores el Día de Los Muertos había mayor flujo de personas, pero que este martes la asistencia ha sido floja.

En el Día de Muertos se conmemora la memoria de los difuntos con visitas a cementerios y coloridas ofrendas, como velones y flores, las cuales ofertan a en la entrada al camposanto.

El personal de mantenimiento considera que al haber caído día de semana la asistencia fue escasa, por lo que esperan que para el próximo fin de semana haya un mayor flujo de visitas.