Reunión de la CIDH

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Centro Bonó dijo hoy que la petición de audiencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que solicitó junto a organizaciones de la sociedad civil "no consiste en una acusación contra el Estado dominicano ni ninguno de sus funcionarios públicos en particular".

La organización señaló en un comunicado que solicitó una audiencia temática para invitar al Estado dominicano a un espacio de diálogo en el que se puedan dilucidar los límites, obstáculos y trabas que se han identificado en el contenido y aplicación de la ley sobre naturalización y regularización de extranjeros.

En este sentido, el Centro Bono exhortó a los diferentes sectores de la vida nacional a "no dejarse manipular" por voces que "tergiversan" la información con una "actitud irresponsable" y que, en su opinión, persigue "perpetuar un conflicto" que debió concluir con la correcta aplicación de dicha ley.

"La CIDH es un órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA) creado para promover la observancia y defensa de los derechos humanos en todo el continente americano, y para tal propósito cuenta con la facultad de solicitar a los gobiernos de los Estados que le proporcionen informes sobre las medidas que adopten en materia de derechos humanos", expresó el Centro Bono.

Indicó que, en ocasión del 153º período de sesiones que celebrará la CIDH del 23 de octubre al 13 de noviembre en su sede en Washington, solicitó una audiencia temática que fue concedida y pautada para el próximo viernes, 31 de octubre.

"Constituye el espacio idóneo para que la CIDH reciba de parte del Estado dominicano los informes relativos a la aplicación de la Ley 169-14 (de naturalización y regularización de extranjeros) y sus efectos respecto a la situación en que viven las personas afectadas por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional", apuntaron desde el Centro.