Esto salió a relucir en la audiencia de medidas de coerción contra el grupo en la que los fiscales expusieron lo que se le atribuye a los imputados.

SANTO DOMINGO.-  El coronel Rafael Núñez de Aza, a quien la Procuraduría sindica como el “cerebro financiero” en la Operación Coral, tiene declarados 35 vehículos de motos y 28 inmuebles, según la acusación en su contra.

Esto salió a relucir en la audiencia de medidas de coerción contra el grupo en la que los fiscales expusieron lo que se le atribuye a los imputados.

Durante 8 años Núñez de Aza se desempeñó como gerente financiero del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep).

La fiscal que presentó el caso dijo que este presentó su declaración jurada con seis años de tardanza, sin que se le aplicara ninguna sanción por esa violación a la ley.