CARACAS.- El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó este miércoles que entiende como una "rectificación" el anuncio de EE.UU. de que "buscará otro embajador" en Caracas distinto a Larry Palmer, cuya designación expiró según anunció Washington el lunes.

Chávez hizo esa afirmación al comentar su breve diálogo el pasado sábado con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en el marco de la asunción de Dilma Rousseff como mandataria de Brasil.

"Yo tengo que reconocer, por ejemplo, la rectificación que ha hecho, al menos hasta ahora es la lectura que tenemos nosotros, el Gobierno de Estados Unidos" al anunciar que "retiran la postulación de Palmer", dijo Chávez.

"Esa es una señal que uno tiene que darle su justo valor, tampoco vamos a decir 'derrotamos al imperio'", señaló el gobernante, durante un reunión del consejo de ministros celebrada esta noche y transmitida parcialmente por la televisión estatal.

Pensar que la decisión estadounidense de nominar a otro diplomático como embajador en Venezuela "es un signo de debilidad" sería "muy ingenuo o pretencioso" por parte del Gobierno "revolucionario", añadió.

Chávez rechazó a Palmer como embajador en Caracas después que afirmara, al responder un cuestionario del Senado, que la moral de los militares venezolanos era baja y que era necesario investigar la presunta presencia de la guerrilla colombiana en Venezuela.

Washington dejó el lunes abierta la posibilidad de nombrar a otro candidato como embajador en Venezuela, dado que la designación de Palmer, cuyo rechazo por Caracas motivó que Estados Unidos revocara el visado al embajador venezolano, ha vencido.

"Tendremos que volver a nombrar un candidato a embajador" en Venezuela, dijo ese día el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, a los periodistas.

Chávez reveló que fue sorprendido por Clinton este sábado cuando en Brasilia se acercó a él para plantearle trabajar directamente el tema del embajador.

"Ella me dijo, yo no le toqué" el asunto, si permitiría "que trabajemos directo el tema del embajador", contó el mandatario, quien reveló que pensó que Clinton le hablaba de Palmer.

"Yo pensé que ella iba a insistir en Palmer (...) y resulta que dieron la declaración de que el nombramiento de Palmer murió, expiró pues, y que van a buscar otro candidato", agregó.

El mandatario señaló que durante el "fortuito" y "amable" encuentro con Clinton le "dijo algo que uno se reserva sobre el tema" del embajador, y que él también le dijo "algo que, a lo mejor, ella se reserva" pero que, en todo caso, busca "facilitar" la superación de la crisis.

Al detallar su encuentro con Clinton, el mandatario bromeó y señaló que "ojalá" Washington nombrara como su representante en Caracas al cineasta Oliver Stone o al actor Sean Penn", quienes han visitado Venezuela en varias ocasiones para conocer de primera mano los avances de la "revolución" bolivariana.

Chávez reveló que además le pidió a la secretaria de Estado que le dijera al presidente estadounidense, Barack Obama, que su Gobierno está dispuesto a restablecer el diálogo que logró mantener durante la administración de Bill Clinton