De acuerdo con estos, las autoridades debieron intervenir años antes la infraestructura a fin de evitar que los gastos de los arreglos sean elevados, al igual los daños

SANTO DOMINGO.-Ante el cierre parcial desde esta noche y durante 45 días del puente Juan Bosch para someterlo a los trabajos de mantenimiento más importantes desde su inauguración hace 20 años, conductores privados y choferes del transporte colectivo están de acuerdo en que sacrificio que pueden representar los tapones se compensará con el arreglo de la vía.

Los trabajos de remodelación se iniciaron hace un momento en los dos carriles del norte del puente.

Aunque saludan la apertura de los trabajos de mantenimiento, choferes de Santo Domingo Este entienden que la reparación es tardía, ya que debió hacer antes para evitar que los daños se agravaran y con ellos se incrementaran los costos.

Durante los primeros 15 días del proyecto, las brigadas repararán dos carriles y darán mantenimiento a las juntas. Mientras que permanecerán en funcionamiento cuatro carriles para permitir el flujo de tránsito de Santo Domingo Este hacia el Distrito Nacional.

Esos otros cuatro carriles serán intervenidos en dos partidas en los 30 días restantes para evitar el caos vial.

Para facilitar el tránsito Este-Oeste, las autoridades habilitaron una ruta alterna que conduce al puente flotante y que incluye las calles Club Rotario, Puerto Rico, Club de Leones, Juan Luis Duquela y Miguel Barceló. En horas de la mañana tenían poco tránsito. (FULL 1)

Para el traslado del Distrito Nacional a Santo Domingo Este, además del puente Duarte, las autoridades recomiendan transitar por las calles Josefa Brea y Jacinto de la Concha para llegar a los puentes Mella y flotante. (FULL 2)

La inversión para el mantenimiento del puente Juan Bosch asciende a los 48 millones de pesos, de acuerdo con el vocero del Ministerio de Obras Públicas.