Dos pasajeros delante y cuatro detrás. Guaguas y OMSAS a su máxima capacidad, así se desarrolla el transporte colectivo violando  las medidas de distanciamiento físico.

SANTO DOMINGO.- Pese a la pandemia varias rutas del transporte colectivo del Gran Santo Domingo hicieron a un lado el distanciamiento físico y volvieron a llenar sus vehículos, sin haber eliminado el incremento a las tarifas que implementaron con el pretexto de que tenían que montar menos pasajeros.

De su lado algunos  sindicalistas del transporte tienen opiniones encontradas sobre el retorno a la normalidad en el transporte público.

Dos pasajeros delante y cuatro detrás. Guaguas y OMSAS a su máxima capacidad, así se desarrolla el transporte colectivo violando  las medidas de distanciamiento físico.

Esta situación ha desatado quejas entre pasajeros, quienes se dicen que los transportistas no sólo han vuelto a montar la misma cantidad de personas, sino que además mantienen el precio que aplicaron por la pandemia.

Mientras, el presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados, William Pérez Figuereo,desautorizó a los choferes de sus rutas a aumentar la cantidad de pasajeros. El Presidente de CONATRA dijo que se debe volver a la normalidad debido a que ese sector está en quiebra.

De su lado, varios choferes se mostraron a favor y otros en contra de la vuelta al cien por ciento en la capacidad de pasajeros.

La disposición del INTRANT  limita la cantidad de pasajeros de carros públicos a cuatro personas y en autobuses y minibuses, limitar la cantidad de pasajeros al número de asientos del vehículo.

 Los ciudadanos piden a las autoridades supervisar las rutas para que los choferes no incrementen la cantidad de pasajeros hasta que no se vacune el 70 por ciento de la población y que cuando se retorne a la normalidad el pasaje vuelva a su precio normal.