SANTIAGO, República Dominicana.- Chóferes y Junta de Vecinos de la comunidad de Matanza, en la zona sur de Santiago, protestan encadenados exigiendo la terminación de los trabajos de sus calles, los cuales desde hace meses han sido paralizados por las autoridades del Ministerio de Obras Públicas.

Los chóferes, dicen que se van a mantener vigilantes hasta haber concluido todos los trabajos y la pavimentación de las calles.

Dicen, estar cansados de promesas ya que en varias ocasiones se han reunido con el Viceministro de Obras Públicas Porfirio Brito y éste no ha solucionado la problemática.

Entre las personas que se encadenaron simula una mujer, que les da apoyo a los chóferes.

El lugar fue militarizado por tropas policiales y otros organismos de seguridad del Estado como forma de evitar que la vía sea ocupada por el grupo de chóferes que encabezan la protesta de la ruta L.