Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Cientos de personas participaron en una eucaristía oficiada en el Cementerio Puerta del Cielo por el párroco Roberto Solano para honrar a las madres fenecidas.

La misa es celebrada cada año y recoge la tradición dominicana de conmemorar y recordar los seres queridos sepultados en el parque memorial, y en esta ocasión culminó con el lanzamiento de globos blancos que contenían mensajes de recordación para las madres fallecidas de los presentes.