SANTIAGO, República Dominicana.- La bomba de gas licuado de petróleo (GLP) que sufrió un escape se mantiene cerrada hasta tanto las autoridades consientan su funcionamiento si cumple con los requisitos establecidos.

Las autoridades investigan la situación que provocó el escape de la estación Sandy Gas, ubicada en la autopista Joaquín Balaguer de esta ciudad.

Mientras que las personas que fueron evacuadas se encuentran en su hogar y narran pasaron el gran susto de sus vidas.

A partir de este martes, la Dirección General de Normas y Sistemas de Calidad (DIGENOR) informó que reforzará la vigilancia para evitar mayores contratiempos con estas bombas de expendio del combustible, debido a que en menos de un mes suman dos las que han registrado dificultades con escapes de gas.