Solo el Ejercito Dominicano gastaba más de 3.5 millones de pesos al mes en esos militares.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Defensa ha cancelado dos mil 147 militares tras las auditorias que iniciaron en octubre y noviembre del pasado año, donde detectaron la  violación a los requerimientos de ingreso a la institución, además  por no prestar servicios a sus instituciones y por no cumplir el requisito de edad.

Solo el Ejercito Dominicano gastaba más de 3.5 millones de pesos al mes en esos militares.

En el argot militar y policial son denominados peluches los agentes que no ofrecen servicios a la institución a la que pertenecen. Ese es uno de los motivos por los cuales muchos han sido apartados de los organismos castrenses.

Otra razón fue el ingreso de personas con edad superior a la establecida que es entre 18 y 23 años. Inclusive hubo uno enganchado con 71 años de edad.

Según la documentación que obtuvo Noticias SIN, entre los desvinculados hay 347 del Ejército de los cuales 288 eran rasos, 42 cabos y 17 sargentos.

Los salarios nominales de esos rangos: el primero cobra 10,150 pesos, el segundo 11,600 pesos y el tercero 13,050 pesos, y le costaban al Ejército Nacional un total de 3,632,250 pesos.

En tanto que en la FAD, el coronel piloto Mario Torres dijo a Noticias SIN que “Van 1,800 dados de baja como parte de las auditorías que empezaron en octubre y noviembre”.

Los motivos de las bajas son: “ingreso irregular, bajo nivel de desempeño, no trabajaban, o no trabajaban en la institución”.

Al momento del censo las FF.AA. contaba con 63,274 miembros, de los cuales 62.338 (el 98.52%) fueron auditados, y los restantes 936 (el 1.48%), se les dio seguimiento para determinación de su estatus.

La auditoría exigió a cada soldado presentarse en la unidad que está asignado, y así se determinó el lugar en el que cada soldado presta servicio, quien es su superior inmediato, los días en que asiste a sus labores, la función que desempeña y sus números de contacto.

El oficial de la Fuerza Aérea informó que “todavía se están estudiando muchos expedientes”. Eso indica que la cifra de cancelados podría aumentar.