La Asociación de Empresas de Comunicación y Tecnología (COMTEC) aseguró que República Dominicana está entre los países de mayor desarrollo tecnológico de la región, al tiempo que recordó los elementos no tecnológicos que se hacen necesarios para cerrar la brecha digital, a propósito del anuncio del gobierno de que licitará la red 5G.

SANTO DOMINGO.-La Asociación de Empresas de Comunicación y Tecnología (COMTEC)  aseguró que República Dominicana está entre los países de mayor desarrollo tecnológico de la región, al tiempo que recordó los elementos no tecnológicos que se hacen necesarios para cerrar la brecha digital, a propósito del anuncio del gobierno de que licitará la red 5G.


El gremio sectorial  señaló que resulta de importancia tomar en consideración que el cierre de la brecha digital en países en desarrollo, no requiere solamente del componente tecnológico; sino que debe ir de la mano de condiciones de bienestar general que reduzcan los niveles de pobreza y concedan a los ciudadanos el poder adquisitivo necesario para dispositivos de conexión.


Además de esto, aseguran, se requiere “una revisión de la excesiva carga impositiva que actualmente pesa sobre los servicios de telecomunicaciones y dificulta el acceso a los mismos, aún en los planes más competitivos”.


En adición a esto afirman de esa forma, adicionalmente a la mayor disponibilidad de dispositivos y la masificación de servicios es como “se puede lograr en el mediano y largo plazo reducir la brecha digital”.


El pasado 8 de octubre el presidente Luis Abinader declaró de interés nacional el derecho de acceso universal a la red de internet de banda ancha de última generación y el uso productivo de las tecnologías de la información y comunicación, mediante el decreto 539-20.


¨Queremos desarrollar un plan de despliegue de la tecnología 5G y la tecnología de banda ancha sin precedente en nuestra historia. Un salto de nivel hacia la hiperconectividad que cambiará el futuro del país¨, expresó.


Anunció que se iniciará un proceso de reordenamiento para disponer con efectividad del espectro radioeléctrico, propiedad del Estado dominicano, para garantizar la puesta en funcionamiento de la avanzada tecnología, la que colocará a la República Dominicana como el segundo país latinoamericano en implementarla.